Ciclos femeninos y la piedra luna

"Solamente el día que toco su vientre sintiendo toda su fuerza fue feliz, agradeciendo y bendiciendo su energía"

Carla Iglesias.
Aqua Aura

Los ciclos de una mujer hacen parte de la magia de la vida. Cuando una niña nace en muchas ocasiones tiene su llamada “primera regla”, las mamas primerizas si no han sido advertidas, se asustan, y eso es solo el principio. A las pocas horas de nacer las bebas en ocasiones manchan su pañal de un color rosado.

La Luna rige los ciclos femeninos desde el nacimiento hasta la muerte. Muchas mujeres en edad de posmenopausia no se creen que sus ciclos de energía femenina se pueden volver a regular, aunque no menstrúen.

La energía femenina en sí, como fuerza, creatividad, intuición, dulzura, no tiene por qué verse afectada por la retirada de la regla. Muchas mujeres sufren a temprana edad desagradables síntomas de calores, cansancio, desgano y radicales cambios de humor.

Nunca, jamás podremos sustituir un tratamiento médico sin consultar con un especialista. Dicho esto, conviene decir que ya son muchas las mujeres que comentan una notable mejoría de los malestares de la menopausia con la práctica diaria de beber agua que se haya preparado con una adularia, o piedra de luna como normalmente la llamaremos. En gemoterapia se pueden preparar diferentes aguas de manantial con la vibración de las gemas, pero nunca debemos confundir la preparación de agua de un mineral con un elixir (como erróneamente se suele llamar la introducción de un mineral en una botella).

Cómo preparar agua de piedra luna

Lo primero que debemos saber es que para preparar cualquier agua de un mineral, este tiene que ser de alta calidad, o sea una “gema”. Los llamados “blandos” nunca se pondrán en agua, como por ejemplo malaquita, lapislázuli, calcita.

- Anuncio -

Lo siguiente a considerar es el recipiente donde lo preparemos. Normalmente hay que evitar la utilización de botellas de plástico, pero para este caso son siempre más seguras por amortiguar los golpes de la gema, evitando que se astille y suelte pequeños fragmentos en el agua.

Otro factor importante a tener en cuenta es que el agua tarda 24 horas en vibrar igual que la piedra, por eso es recomendable siempre dejar una cierta cantidad de agua en la botella y luego volcarla en otra botella nueva, para conseguir que el agua siempre esté impregnada con la vibración de la piedra luna.

Al finalizar el ciclo lunar es importante dejar descansar la piedra. Dos días antes de la luna creciente retiraremos la piedra del agua y la dejaremos en sal seca para que energéticamente se limpie.

El día de luna llena la expondremos a los efluvios de la luz de la Luna un mínimo de dos horas y luego la volveremos a introducir en la botella.

Los hombres también se pueden beneficiar de esta agua, con piedra luna, y así despertar y conocer su energía femenina.

Los efectos de beber agua de piedra luna son casi inmediatos y no tienen contraindicaciones.

También el agua potenciada con piedra luna puede ayudar con la energía de la fertilidad a una mujer con dificultades para quedarse embarazada.

¡Fuera sofocos!…y a vivir la madurez con toda su luz y creatividad. Disfrutar de la sabiduría interior y hacer las paces con una energía tan maravillosa como es la energía femenina.

Recuerda que seguimos contestando tus preguntas a través del e-mail [email protected]

www.aqua-aura.es y en Facebook



Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash