Remedios antiestrés

Baños, masajes e infusiones. Tercera parte

Mar Tarazona Beltrán.
Odontóloga

En ediciones anteriores venimos tratando el tema del estrés negativo, cómo afecta a la boca, consejos para superar sus efectos, y ahora nos referiremos a diversos remedios que pueden ayudar a combatirlo. Veamos entonces cuáles son.

• Preparar un baño de agua caliente, se puede añadir una infusión fría de manzanilla.

• Baño caliente con melisa, lavanda y menta. En un recipiente grande de 5 litros de agua a 30º C mezclar 100 gr de flores de lavanda, 100 gr de melisa y 100 gr de menta piperita. Dejar reposar 15 minutos, colar y agregar al agua caliente de la bañera.

• Infusión de albahaca. La albahaca tiene propiedades calmantes y sedantes. Cuando el agua rompa a hervir añadiremos 5 gr de hojas de albahaca y la retiramos del fuego. Se deja reposar 5 minutos la infusión. Se cuela y ya está preparada para consumir. Hay que tomar dos o tres tazas al día, después de cada comida.

• Infusión de hierbabuena y azahar. Las flores y hojas de azahar o naranjo amargo tienen propiedades tranquilizantes y sedantes suaves. Debido a sus propiedades relajantes, la infusión de hierbabuena es un gran remedio natural para casos moderados de ansiedad o estrés. Pon a calentar un litro de agua junto con las flores y hojas de azahar y la hierbabuena, déjalo hervir a fuego lento unos 10 minutos. Deja reposar la infusión otros 10 minutos antes de colarla y la puedes beber a lo largo del día.

• Infusión de melisa o toronjil. Su principal uso es como tranquilizante. La infusión de melisa puede prepararse con sus hojas y/o sus flores. Para hacer la infusión, ponemos el equivalente de agua de una taza a hervir, añadiremos 5 gr de melisa y lo dejaremos a fuego lento 3 minutos. Lo dejamos reposar otros 3 minutos, lo colamos y a beber cuando nos apetezca.

- Anuncio -

• Infusión de tila, valeriana y espino blanco. Estas tres hierbas tienen propiedades sedantes suaves que te ayudarán a tranquilizarte y a preparar a tu cuerpo para combatir mejor el estrés. Pon a calentar el agua, y cuando rompa a hervir, la retiras del fuego. Le añades una cucharadita de cada hierba y dejas reposar la infusión durante 15 minutos. Puedes tomar una taza al día para notar los efectos.

• Infusión de lavanda. Este tipo de infusiones se ha utilizado durante siglos para tratar a las personas que sufren trastornos del sistema nervioso. Es muy útil para las personas que padecen ansiedad, depresión y estrés, ya que ayuda a disminuir estas afecciones, mejora el estado de ánimo haciendo que tengas una mejor sensación general. Resulta muy efectiva en encías sensibles y para evitar el mal aliento. También sirve para curar lesiones, heridas, úlceras y llagas de la boca. Para preparar la infusión, sumerge unas cuantas flores secas en agua hirviendo, déjalo reposar durante unos 10 minutos, cuélalo y ya estará listo para tomar.

• Masaje con aceites de canela y almendra. El aceite esencial de canela posee propiedades relajantes, al igual que el aceite de almendras, por lo que un masaje con una mezcla de ambos será muy eficaz para combatir el estrés. Calienta ligeramente 20 gotas de aceite esencial de canela y 2 cucharadas de aceite de almendra, después de templarlo, masajea el cuello por detrás.

Recordemos que el estrés es uno de los padecimientos que diariamente sufre la mayoría de las personas debido al actual estilo de vida. Lo peor de los efectos del estrés en la salud bucal es que ocurren de manera progresiva y silenciosa, y la mayoría de las personas no se da cuenta hasta que son muy evidentes o avanzados.

[email protected]



Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash