Cómo protegerse de los “virus mentales”

Estrategias saludables para cuidarnos integralmente

Victoria Stepanenko
Centro de Medicina NeuroRegenerativa

En el organismo opera el principio “use it or lose it” (úselo o piérdalo).  Desde el punto de vista de muchos expertos, las complicaciones causadas por el coronavirus se deben al hecho de que el sistema inmune funciona mal, que ya no es capaz de enfrentar nuevos problemas de manera rápida y efectiva.

Parece un automóvil viejo en el que nadie le puesto combustible de alta calidad (alimentos y energía positiva, etcétera). Además, la situación se ha complicado muchas veces por los medios de comunicación (dependiendo del país y los intereses de los políticos), lo cual aumenta:     

  • Miedo a la muerte.
  • Miedo a salir a la calle o a infectar a alguien.
  • Miedo a lo desconocido.
  • Crisis económica.

Todo esto conduce a un estancamiento total, sin mencionar las emisiones electromagnéticas debido a la radiación de numerosas antenas, móviles, etcétera.

Al leer los titulares negativos, el cerebro reptiliano (inconsciente o antiguo) siente peligro. Al mismo tiempo, el cuerpo biológico produce la hormona del estrés, el cortisol, y adrenalina para escapar del peligro.

Pero solo puedes huir a la cocina porque estás en cuarentena. La hormona del estrés ingresa al torrente sanguíneo y se activa el nerviosismo, lo que a su vez reduce la inmunidad. En resumen, cualquiera que no se haya resfriado tiene todas las posibilidades de meterse en un agujero de energía y terminar las fuerzas del cuerpo con miedo o nerviosismo. ¿Cómo revertir esta cadena destructiva?

Una persona no sólo posee un organismo físico, sino también niveles energéticos y espirituales. La armonía en todos ellos es la base de la salud y el bienestar, independientemente de la situación. 

- Anuncio -

Qué hacer

  1. Acepta la situación en su desarrollo, en las versiones más oscuras  

Hay que recordar que para cada crisis el cuerpo tiene reservas y soluciones para superarlas. Incluso si una puerta se cierra, con el tiempo aparecerán nuevas oportunidades. Nuestro cuerpo es producto de millones de años de evolución y tiene todos los medios de protección y transformación.

Los virus vibran a bajas frecuencias de aproximadamente 5,5 Hz – 14,5 Hz, como los tumores.

Mientras la gratitud, la confianza y el amor tienen las frecuencias más altas.

  • Generosidad, 95 Hz;
  • Agradecimiento, 45 Hz;
  • Reconocimiento de corazón, gratitud, 140Hz y más.

Por lo tanto es importante agradecer y buscar momentos positivos. 

  1. Elimina el impacto negativo de los medios de comunicación, evitando las emisiones de hormonas estrés.

¿Qué cambiará en el mundo si tú no lees las noticias? Solo puedes ahorrarte muchos nervios y pesimismo.

  1. Practica meditación, escucha música.

Haz una lista de cosas que te den pequeñas alegrías, como cocinar, coser… Por fin tienes tiempo para dedicarles.

Otras sugerencias

A nivel energético

  1. La higiene y la limpieza son muy importantes. Incluso si los virus “vuelan”, se pueden dispersar fácilmente, por ejemplo con generadores de ozono

También es útil usar sal en lugar de un exfoliante en la ducha o agregarla a la hora de limpiar el apartamento. O utilizar aceites esenciales de buena calidad con cualidades medicinales.

  1. El yoga, en concreto los pranayamas (ejercicios de respiración), fortalece los pulmones y calman la mente inquieta. 

A nivel físico

La nutrición es la gasolina del cuerpo. Es muy importante lograr un ambiente alcalino en el cuerpo. Los carbohidratos son una fuente de procesos inflamatorios, que afectan al sistema inmune. En su lugar, proteínas y verduras adecuadas (excepto patata).

Solo el agua elimina todas las toxinas y apoya el sistema inmunológico. Por eso es muy importante beber 2 ó 3 litros de agua al día.

El ajo y el perejil son antibióticos naturales potentes. La cúrcuma y la miel también benefician el sistema inmune.

  • Si es posible has ejercicio al aire libre, preferiblemente con contacto directo con la tierra. Caminar descalzo iguala los campos electromagnéticos.
  • Las vitaminas С y D3 y el baño del sol constituyen un poderoso estimulante del sistema inmunitario.

Irónicamente, en chino la palabra crisis consiste en dos conceptos de peligro y oportunidad. Independientemente de los shocks globales, cada individuo depende de las oportunidades y potenciales de transformación que se pueden abrir.



Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash