¿Por qué bajan las defensas?

Los hábitos influyen en nuestro sistema inmune

Olga Lava Mares
Terapeuta e Instructora de Síntesis Energética

El cuerpo humano está diseñado para defenderse de agentes externos medioambientales y de microorganismos perjudiciales que pueden producirnos daño o infecciones. En el torrente sanguíneo circulan un grupo de células llamadas leucocitos (glóbulos blancos) que son las encargadas de atacar a los organismos que entran en el cuerpo. Éstas desarrollan su tarea de manera óptima, pero existen condiciones en las cuales pueden disminuir su funcionamiento. La mayoría de los hábitos que tenemos a diario influyen directamente en el estado de nuestro sistema inmune. Por ello es siempre recomendable llevar una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio regularmente, estar en contacto con la naturaleza y por supuesto tiempo para divertirse.

Dentro de los factores que bajan las defensas podemos destacar:

Una mala alimentación. El consumo excesivo de azúcar, por ejemplo, puede causar que el sistema inmune pierda su capacidad de destruir gérmenes hasta un 40 %. Además se necesita una buena fuente de vitamina C y cuando consumimos mucho azúcar disminuye la vitamina C presente en el organismo. También un consumo excesivo de alcohol impide que el cuerpo absorba nutrientes esenciales, causando una deficiencia nutricional que no deja que los glóbulos blancos se multipliquen, debilitando así al sistema.

La falta de sueño. Según las investigaciones realizadas por la Universidad de Chicago aquellas personas que duermen 4 horas o menos al día solo llegan a producir la mitad de los anticuerpos que se necesitarían para combatir un resfriado, en comparación con las personas que duermen más.

Las alergias. Hay sustancias aparentemente inofensivas como el polvo, el polen o algunos alimentos, entre otras, que el sistema inmune percibe como amenazas y, como consecuencia, se pone en alerta, provocando una reacción exagerada, y trata de evitar que los invasores penetren en el cuerpo.

El exceso de antibióticos. Las investigaciones han comprobado que las personas que toman antibióticos constantemente, ya sea por automedicación o prescripción médica, acaban teniendo un sistema inmune más débil y enferman con mayor frecuencia, pues el organismo crea un mecanismo de resistencia a los antibióticos, provocando que se vuelva más vulnerable a los contagios de infecciones y enfermedades. Otros tratamientos más agresivos como la quimioterapia también afectan al sistema inmunitario. Y en general cualquier otro tipo de droga ilegal o legal como el tabaco también disminuye nuestras defensas.

- Anuncio -

El estado de ánimo y el estrés. Está demostrado que ante una situación de estrés prolongado el sistema inmune empieza a debilitarse, perdiendo la habilidad de combatir infecciones. El número de glóbulos blancos desciende y somos más vulnerables a los gérmenes. Esto mismo sucede en personas que pasan una depresión, situación traumática o simplemente se ven afectadas por emociones que no saben manejar, como el miedo, la rabia o la culpa, entre otras.

Otras causas. El sedentarismo, la falta de ejercicio, las enfermedades autoinmunes, el VIH positivo, etcétera, también hacen que nuestro sistema inmune se debilite, volviéndonos más vulnerables.

En la actualidad existen en el mercado infinidad de productos que ayudan a subir nuestras defensas, aunque lo ideal sería saber la causa que ha debilitado nuestro sistema inmune para dar el tratamiento más acertado.

Con el test kinesiológico podemos averiguar si el problema es alguna deficiencia de vitaminas o mala absorción de las mismas, carencia nutricional, intolerancias alimentarias o algún tipo de alergia. Si existen microorganismos (virus, bacterias, parásitos, hongos) que estén atacando al sistema, con el tratamiento biomagnético se eliminan rápidamente.

Así mismo, si se trata de estrés o un tema emocional por el cual estés pasando, existe un buen número de técnicas que utilizamos en la consulta para reducirlo o procesarlo mejor. Y por supuesto también revisamos toda la parte energética (chakras, meridianos, etcétera) ya que, como es bien sabido, cuando el cuerpo energético se debilita esto también afecta a nuestras defensas.
Todo el chequeo y la aplicación del tratamiento correspondiente se puede hacer en una sola sesión porque esta técnica –a la que hemos llamado Síntesis Energética– es sumamente completa y se contemplan todos los aspectos de la persona que pueden estar implicados en una bajada de defensas: el físico, el energético, el mental, el emocional, el astral, incluso el sistémico.

Si quieres probar una sesión con nosotros estaremos encantados de atenderte. Pide cita con Olga Lava Mares, 679 320 928, o Atit Dharma Das Jesús, 649 104 786.
Más información de quienes somos y qué hacemos, en olgalava.com. En diciembre tenemos muchas actividades interesantes, no olvides consultar el apartado de eventos.



Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash