Yoga holístico

Tu cuerpo y el cosmos trabajando en armonía

Sirio Simó y Miriam Sanz

El Yoga Holístico incluye una completísima perspectiva de sanación –cuerpo, mente, conciencia y energía– que aúna diferentes tipos de Yoga, como Hatha y Kundalini, aderezados con técnicas de Chikung, sabiduría astrológica y ayurvédica. De este modo asegura un profundo trabajo personal, al tiempo que te prepara con una amplia visión como un instructor de esta creación que hemos concebido.

Una de las características del Yoga Holístico es poder orientar la práctica yóguica con criterios astrológicos. Por ejemplo, este mes, noviembre de 2017, tenemos varios planetas transitando en Escorpio, concretamente Sol, Mercurio, Venus y por fin Júpiter, lo que conlleva una activación de la plantilla energética humana, en nuestro segundo chakra. Esto significa que durante este mes vamos a sentir mayor activación del instinto y la sensualidad. Se abre un portal tántrico y conviene encauzar estas energías escorpianas y sublimarlas para potenciar lo mejor de ellas, a saber un mayor potencial transformador, una mejor integración entre la espiritualidad y la sensualidad, así como una mayor comprensión de nuestra sombra, orientada en una mayor capacidad de disfrutar del cuerpo y de la profundidad del alma, trascendiendo la necesidad de control y aprendiendo a fluir con la vida en el presente.

Para ello recomendamos la siguiente serie de Yoga Holístico, a fin de potenciar y transmutar la energía sexual:

1) Alterna entre plataforma (inhala, piensa Ong) y cobra (exhala, piensa Sojang), 26 veces.
2) Alterna entre postura gato-vaca (inhala) y tumbarte (exhala), 26 veces.
3) Tumbado sobre tu espalda, rodillas flexionadas, pies apoyados en colchoneta, agarra tus tobillos, sube pelvis (inhala) y bájala (exhala), 26 veces.
4) Aún tumbado sobre la espalda, alterna estirando cada vez una pierna a aproximadamente 45 cm del suelo, un minuto.
5) Sigue tumbado sobre espalda, brazos entre las rodillas, agarra tus pies y balancéate sobre tu espalda redondeada, 45 segundos.
6) Ponte de pie, manos a lateral de la pelvis. Inhala pelvis atrás, exhala pelvis adelante, 26 veces.
7) Suelta tus brazos relajados, ojos cerrados, aún de pie, movimientos circulares con tu pelvis, 30 segundos en cada sentido, busca la fluidez del movimiento.
8) Aún de pie, piernas separadas a la altura de los hombros (o un poco más), con rodillas flexionadas. Parte de manos a la altura de las ingles, mirándose las palmas sin tocarse. Inhala estirando piernas y elevando las manos hacia el pecho. Exhala, flexiona rodillas y empuja las manos hacia delante a la altura del pecho, todo simultáneo. Y repite. Inhala, subiendo manos de zona genital a zona pecho; exhala, empujando manos hacia delante. Con este ejercicio de Chikung, la energía sexual que has creado va fundiéndose con la energía amorosa del cuarto chakra, lo cual implica una purificación de la energía instintiva. 26 veces.
9) Sigue de pie con las piernas igualmente separadas y ojos cerrados. Inhala, dibujando un círculo lateral con tus brazos, de abajo a arriba hasta unir tus palmas arriba. Exhala, bajándolas por delante de ti, desde el séptimo chakra (coronilla) hasta la zona genital (segundo chakra). Empieza de nuevo: inhala, elevando brazos lateralmente, para exhalar nuevamente, descendiendo con palmas juntas en namasté. Recuerda cada vez al inhalar estirar piernas y al exhalar, flexionarlas. Con esta dinámica de Chikung, conectas la energía sexual y de corazón de los ejercicios anteriores, con una energía de trascendencia, activando la conciencia superior y limpiando tus chakras. Repite, 26 veces.
10) Túmbate 7 minutos para reposar todo el movimiento de la energía que has despertado.
11) Siéntate, con piernas cruzadas sobre un cojín y medita con kirtan kriya. Se utilizan los mantras Sa (presiona pulgar e índice, jupiteriano), Ta (presiona pulgar y siguiente dedo, saturnino), Na (presiona pulgar y tercer dedo, solar), Ma (presiona pulgar y cuarto dedo meñique, mercurial). Canta los sonidos indicados, presionando los dedos indicados cada vez. Primero con sonido (en voz alta 3 minutos), luego susurrando (voz baja 3 minutos) y luego sólo escuchándolo en tu interior, sin emitir sonido externo (6 minutos). Luego susurro (3 minutos). Luego voz alta de nuevo (3 minutos). Total, 18 minutos.
Para terminar, inhalando, eleva los brazos y las manos en alto, estira bien. Retén el aire. Expulsa/agita moviendo brazos, manos, exhala y baja brazos.

Repite esta sesión de Yoga Holístico durante todo este mes, una vez al día. Tu conciencia se tornará más tántrica, tu energía sexual se activará al tiempo que se sublimará, activando un estado de conciencia más profundo. Se favorecerá un proceso de sanación y trasmutación, aprovechando al máximo las influencias escorpianas que nos acompañan durante este mes.

Puedes ver la sesión ilustrada con dibujos en el blog de centrouranium.com

- Anuncio -

De este modo, estas técnicas provenientes del yoga y del Chikung, orientadas astrológicamente, te permiten evolucionar al ritmo que nos marca el cosmos del que formamos parte.

Ven a practicar con nosotros la clase que hemos descrito a Uranium o preguntarnos dudas sobre la ejecución de la misma. Te esperamos ilusionados en esta formación de Yoga Holístico porque unirnos en tribu para empoderarnos internamente y expandir nuestra energía constituye la llave de la conciencia transpersonal durante la era de Acuario.
centrouranium.com – @miryamsanzyoga



Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash