Camina con tu lobo

Al andar en la naturaleza respiramos una nueva vida, afirma Jonathan Hoban, psicoterapeuta y creador de la Caminoterapia

Aurelio Álvarez Cortez

“Las personas evitan las crisis tratando de ser demasiado inteligentes, pensando demasiado en lugar de sentir. Nos hemos vuelto demasiado analíticos y respondemos de manera de ‘extinguir’ en vez de procesar nuestros sentimientos y lo que realmente necesitamos. Tenemos que sentir para aprender, no todo está en la cabeza“. Concluyente, Jonathan Hoban, destacado psicoterapeuta y pionero en un enfoque terapéutico único conocido como “Caminoterapia” (terapia de caminar), nos explica cómo un paseo por la naturaleza -en el campo o en los espacios verdes urbanos-, con asesoramiento, produce mejoras asombrosas.
Entre sus pacientes se incluyen ejecutivos estresados y celebridades, como también todo tipo de personas con diversos problemas vitales.
Hoban, con consulta en Londres y que además ofrece retiros en las zonas rurales de la Isla de Wight (Inglaterra), es autor de “Camina con tu lobo. Descubre los beneficios de andar”. Le planteamos diferentes interrogantes a partir de este trabajo (publicado por Maeva), que integra también ejercicios prácticos y una invitación a reconquistar la esencia natural que llevamos dentro.
Web oficial: www.jonathanhoban.com

-Aristóteles creó su escuela peripatética y tú la Caminoterapia… Al parecer una solución del drama existencial es “salir a caminar”…

-¡Aristóteles hubiera sido un hombre mucho más feliz si hubiera leído mi libro!

-En los últimos años se hicieron famosas las prácticas de “baños de bosque”, que en Japón reciben el nombre de Shinrin-Yoku. ¿Realmente, la naturaleza cura?

-¡Si la naturaleza no fuera sanadora no estaría hablando de ello ahora!

-Afirmas que no hemos nacido para estar encerrados. Estamos en una situación global donde se ha confinado a la población. ¿Pagaremos de algún modo esta paradoja? ¿Nos olvidaremos de lo que somos?

-Para ser honesto, creo que la gente volverá a meterse en todo esto, en el mismo estado de negación. O más bien, habrá una gran división entre quienes derivaron una nueva forma de ver la vida del encierro y quienes no. Y aquellos que no lo han hecho, son los que más especialmente necesitarán caminar.

- Anuncio -

-¿Qué tiene la imagen del lobo, que lo defines como un alter ego?

-Se trata de actuar con intuición. Ellos no se complican la vida, hacen exactamente lo que el instinto les dice que hagan. No podemos ser animales todo el tiempo en nuestra vida social, pero podemos dejar ir nuestro ego completamente, de otro modo negamos las profundas fuerzas primitivas que nos mueven.

-¿Cómo sucede el hecho de que con cada paso la mente se va sosegando?

-Cuando sales a caminar estás respirando una nueva vida. Con cada paso empiezas a producir endorfinas, dopamina y oxitocina, lo cual hace que disminuya el cortisol, la hormona del estrés. Haciendo esto nos conectamos con nuestras emociones, y nos permite sentirlas, nombrarlas y por lo tanto procesarlas.

-¿Se alcanza ese estado “de observador” de lo que en verdad nos pasa actualmente, en esta vida cotidiana tan estresante?

-Del único modo que realmente puedes observar es a través de la perspectiva. Sólo cuando nos apartamos, o como yo lo promociono, apartándonos en la naturaleza, cuando podemos adoptar una perspectiva de nosotros mismos desde fuera de nosotros mismos.

-Propones en el recorrido, además del propio andar, también pensar y sentir. ¿El pensamiento no es precisamente una limitación que ahonda una crisis, por ejemplo?

¡La crisis ocurre cuando no la miramos! Las personas evitan las crisis tratando de ser demasiado inteligentes, pensando demasiado en lugar de sentir. Nos hemos vuelto demasiado analíticos y respondemos de manera de “extinguir” en vez de procesar nuestros sentimientos y lo que realmente necesitamos. Tenemos que sentir para aprender, no todo está “en la cabeza”.

-¿En situaciones cruciales como las actuales, colectivas o personales, es fácil identificar qué emociones tenemos?

-La mayoría de las personas no tiene un vocabulario emocional. Con mi libro espero ayudar a que despierten en su conciencia la importancia de nombrar al sentimiento. Caminar nos permite enfocarnos en esto, lejos de la locura de cada día.

Portada de “Camina con tu lobo”.

-Por favor, define qué significa sentirse vivo.

-La habilidad de realizar una verdadera conexión con el mundo. Necesitamos sentir las conexiones para sentirnos vivos, con la naturaleza, con la gente, con un poder superior.

-Como psicólogo, compartes abiertamente tus propios antecedentes personales, como la muerte de seres queridos y tus adicciones. ¿Te consideras un “sanador herido”?

-Mis cicatrices me recuerdan dónde estaba. Las cicatrices emocionales sanan, las heridas emocionales no. He aprendido con ambas. Si no hubiera aprendido esto no sería capaz de ayudar a otros.

-En esta sociedad de Internet siempre estamos ON. Es un dilema estar vinculado con otros o con nosotros mismos. ¿Hay un punto de equilibrio posible, sostenible?

-El problema es que la gente no se permite pasar tiempo fuera de una pantalla y durante la pandemia esto ha empeorado. Existe, repito existe, un balance para detener el tiempo o mover el tiempo, estar frente a la pantalla o apagar la pantalla. Debemos encontrar ese balance. Protegemos a nuestros niños del tiempo que pasan frente a una pantalla, y debemos protegernos nosotros también. De alguna manera vemos a los niños diferentes de los adultos en este aspecto y eso es un error.

¿Puede surgir la valentía en medio de la vulnerabilidad?

-Hay personas que eligen renacer de sus cenizas y otras eligen no hacerlo. Algunas eligen aprender de las experiencias y otras no. Yo quiero enfatizar la elección.

-¿Qué le dices a quienes afirman que no tienen tiempo para dedicarlo a pasear por la naturaleza?

-Esa es una excusa de mierda.

-¿Cuánto tiempo es necesario y qué hora es la más indicada?

-Es diferente para cada uno. A mí me gusta el crepúsculo, a otros les gusta la mañana o la noche, de modo que pueden procesar lo que vendrá el siguiente día o bien lo que ha sucedido.

-¿Por qué la postura al caminar es tan importante?

-Cuando activamos nuestro core (grupo muscular que da equilibrio y fortaleza a nuestro cuerpo), inmediatamente nos sentimos más poderosos.

-La ansiedad podría infiltrarse inicialmente en la práctica. ¿Es mejor andar sin expectativas?

-No se trata de expectativas. A veces cuando caminamos habrá algo en nuestra mente que deberemos procesar, por ejemplo, los ejercicios que aparecen en mi libro. Otras veces es más apropiado estar en el aquí y ahora.

-¿Qué hacemos con la famosa voz interior, a menudo saboteadora de las mejores intenciones?

-Debemos crear una narrativa interna que nos nutra. De este modo nuestros “padres críticos” no abrumarán a nuestro “niño ansioso”. Una narrativa interior más limitada, protectora. Y cuanto más lo hacemos, más fuerte se vuelve.

-“Aprender de los errores sin regodearse en la autocompasión”, ¿es una invitación tuya para alcanzar el equilibrio personal?

-La autocompasión no es otra cosa que miedo. Lo más importante para enfrentar el miedo es seguir adelante.

-Es interesante saber que a veces, cuando creemos que no tenemos nada, nos damos cuenta de que en realidad lo tenemos todo. ¿No es así?

-Se trata de ir más despacio para ver lo que te rodea. No puedes ser agradecido por todo lo que te rodea hasta que no desaceleras para poder mirarlo realmente.

“La naturaleza nos enseña cómo hacer los procesos de transición”, dice Hoban.

-¿La naturaleza es un lugar al que la gente vuelve en busca de refugio en procesos de transición?

-La naturaleza nos enseña cómo hacer la transición. Siempre se trata de la transición, las lecciones de cómo adaptarnos están allí para nosotros.

-¿Qué más podemos hacer en las transiciones vitales?

-No pensar en cuál será el resultado final. Deconstruirnos, rearmarnos y tomar lo que es útil y luego reconstruirnos.

-¿Los cumpleaños y aniversarios son fechas fértiles para un cambio personal?

-Esas fechas son definitivamente disparadores, tanto de forma positiva como negativa. Estas clases de “marcas” pueden ser catalizadoras para la reflexión y el cambio.

-La espiritualidad es una idea resistida por algunos de tus clientes, pero presente en tu trabajo, entonces la conviertes en otra palabra: conexión. ¿Descubrimos que somos seres espirituales en el contacto directo con la naturaleza?

-Para decirlo de forma corta, sí. Necesitamos de la naturaleza para vivir y sobrevivir. Es un recordatorio del Creador que también nos creó a nosotros. Esto nos puede ayudar a reflexionar en cuan preciada y preciosa es la vida.

-¿Qué es “el animal sombra”?

-Es una metáfora de la parte más primitiva de nuestro ser. Es una parte de nosotros que no vemos, como el segmento del iceberg que se encuentra debajo del agua.

-Uno de los caminos históricos sagrados más conocidos es el Camino de Santiago. ¿Qué te inspira esta senda antigua, tradicional, religiosa?

-¡Me inspira a ir allí para caminar contigo!

-Me guardo como mensaje final eso de “simplifica la vida” y “permítete fallar, no pasa nada”. Tal vez porque el caminar con mi lobo me lo susurra.

-Pienso que es innegable.

VSLT



Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash