Oráculo personal

Cuando surgen dudas, dónde consultar con sabia imaginación

 

 

Carla Iglesias. Aqua Aura

 

- Anuncio -

 

Desde tiempos remotos, el ser humano en algún momento de su vida, cuando surgen dudas, ha buscado la ayuda de un oráculo para seguir el camino más conveniente. Muchas veces hemos tirado una moneda al aire o hemos pensado en acudir a alguien que conociera alguna mancia. A los amantes de los minerales les propongo algo que es tan serio como un juego y tan exacto como el destino que os guía a las vivencias necesarias para nuestra evolución.

Lo primero que tenemos que hacer es buscar donde guardar nuestro oráculo de piedras. Una bolsa de tamaño pequeño, de tela agradable al tacto y color oscuro puede ser perfecta.

El siguiente paso consiste en elegir las piedras. Para ello sugiero la siguiente lista, con el nombre de cada mineral y lo que representa como símbolo:

Malaquita: curación, salud física.

Cubo de pirita: prosperidad económica.

Ojo de Tigre: trabajo.

Jade: los amigos, lo social.

Piedra Luna: la mujer, la intuición, la fertilidad.

Citrino: el sol, la fuerza, el hombre.

Amazonita: los cambios.

Amatista: la espiritualidad, la transformación, la meditación.

Cuarzo transparente: comodín (la posibilidad de hacer lo que sea).

Moldavita (u otro meteorito): ayuda de los cielos.

- Anuncio -

Ónix negro: protección.

Fluorita: equilibrio de las energías en desarmonía.

Sodalita: quietud, silencio, escucha interior.

Turquesa: comunicación hacia fuera, expresión, claridad.

Piedra teñida: el engaño (una importante advertencia en este caso: la piedra teñida simboliza algo que aparenta ser de una manera y en el fondo es de otra).

 

Una vez que tengamos todas las piedras, las dejaremos en sal seca una noche entera. Luego las lavamos con agua corriente y que sequen al aire. Para introducir cada piedra a la bolsa debemos soplar sobre ella y a la vez decir su significado. Por ejemplo: “Amazonita: cambios”. Es una manera, a través de nuestro aliento, de enfocar el significado de la piedra y también sentirlo nosotros mismos.

El oráculo debe ser personal y esas piedras sólo se usarán para este fin. Cada vez que necesitemos hacer una pregunta, buscaremos un momento de silencio interior, preguntaremos y sacaremos la piedra. Que disfrutéis de vuestro oráculo y que esta pequeña fórmula sea sólo el principio de algo que se pueda enriquecer con toda vuestra sabia imaginación.

Seguimos reciendo consultas, dudas y preguntas, sobre gemoterapia, piedras y sus cualidades, mediante el correo electrónico carlaisanf42@gmail.com.

 

Síguenos en Facebook, @Aqua-Aura

 

 

Lo más destacado

Stanislav Kondratiev
de Unsplash